Cómo lograr placer y el equilibro en medio de la variedad

Al parecer, una suerte de “sabiduría cultural” dice que a mayor cantidad de opciones con las que un ser humano cuenta, hay mayor posibilidad de encontrar alternativas tales que permitan la consecución de un estado de alegría y tranquilidad.

Sin embargo, recientes conocimientos han puesto en duda dicha afirmación.

En este sentido, no toda variedad, diversidad o heterogeneidad implican bienestar, éxito, confort o logros.

La cuestión resulta interesante y necesaria para avanzar en la vida. 

Se plantea así una problemática que hace necesario pensar temas referidos no solamente al ámbito de la sexualidad, los procesos de decisiones en las organizaciones y el nivel personal, sino también la salud en sus diferentes áreas, la vida familiar y de pareja, la elección y fortalecimiento de amistades y relaciones laborales, con asociados, colegas, conocidos, entre otros.

 

¿Qué tendría lo “variado” que pudiera resultar positivo?

¿Qué contendría de “negativo” o contraindicado y cuándo tendría dicha connotación?

Si fuese a veces la variedad adecuada y en otras un poco incómoda para la toma de decisiones… ¿por qué y cómo elegir tendencias, modas? ¿A partir de qué indicador asumir estas determinaciones, por ejemplo en dietas (formas de alimentarse) o “estilos de vida”?

¿Por qué sería necesario tomar posiciones y tener orientaciones, incluso de género y políticas?

¿No sería esto acaso exclusión o segregación?

¿Cómo no caer en engaños?

Entendemos que la variedad es diferencia, diversidad, el conjunto de cosas distintas que comparten características comunes y rasgos de diferenciación secundarios. En ningún caso se establece en esta definición que sea mejor o peor, no hay valor en ella. 

El mercado suele dictar que entre más opciones de consumo haya disponibles, mayor será el bienestar de los consumidores porque sería más probable que cada persona pudiera encontrar los bienes que mejor se ajustan a sus preferencias. 

Sin embargo, esta conjetura no refleja exactamente la conducta de los consumidores. 

La diversidad extrema y sin límites puede provocar una de las peores causas para la caída del deseo inconsciente, esa fuerza de la pulsión que suele impulsar, elevar, causar, los actos humanos. 

Si una invasión o inundación masiva de posibilidades atesta inútilmente, atiborra (llena en exceso) al ser humano se pueden producir graves síntomas de recarga, indecisiones, pesadez, depresión, “náuseas afectivas” y/o físicas con posibles episodios de angustia, pesadumbre, desarraigo, enfado, pavor.

En consecuencia, cuando se controla la variedad hay mayor facilidad en procesos de toma de decisiones, quedando demostradas posibilidades de disfrute en cada elección, más seguridad y solidez sobre el acto y las razones conscientes inconscientes a partir de las cuales se ha optado en cada momento. Con ello vienen el contento, la calma, el sosiego, etc.

La oferta desmedida en mercados financieros, por ejemplo, exigen del consumidor esfuerzos extremos si pretende elegir de verdad y no hacerlo al azar. Esto sin duda genera desgaste y al final puede provocar apatía hacia la inversión. 

Otro ejemplo es el ofrecimiento de canales en televisión. La conducta de zapping no implica necesario contento. Si el televidente cuenta con una gran posibilidad para escoger y tiene una cuantas estaciones preferidas, un gran catálogo o menú no implica felicidad o contento.

Así, el exceso de variedad en el consumo suele también confundir a la gente y aumenta la sensación de frustración.

 

¿Cuáles son los motivos de nuestras preferencias?

La elección debería considerarse como un “derecho humano” en la medida en que su desarrollo sano depende también de ello.

 Cada escogencia se hace con base en rasgos individuales, esos mismos por los que la persona se destaca en medio de grupos y que  implican la posibilidad de las identificaciones. 

Cada persona posee un conjunto de características, de la misma forma como el rostro posee facciones .

Con ellas se crea un caleidoscopios que a modo de colcha de retazos se construye de pedacitos que se van juntando a lo largo de los años en recuerdos, experiencias y sus huellas en la memoria. 

Esas singularidades son aquellas que se rechazar en nuestros días y de manera violenta, cuando lo que se apetece son elecciones masificadas y consumos generalizados para poder terminar la sobreproducción de la industria y la tecnología.

 

¿Cómo escoger para lograr mayor tranquilidad y alegría?

  1. Entender que todo ser que demande desde un deseo específico, elegirá distinto a su vecino, en uno u otro modo. Estas libertades merecen ser consideradas en cada conjunto, sociedad, comunidad, nación. 
  2. Considerar que en ningún caso las diferencias deben ser usadas como origen de imposiciones ideológicas o dictatoriales. Tampoco para segregar, maltratar, violentar.
  3. Comprender que cada elección en la vida tiene motivos racionales, conscientes y lógicos. Los obstáculos en este sentido suelen resolverse de manera más práctica y en cierto modo fácil.
  4. Tener en cuenta que las causas de los anteriores, sus “resortes” profundos, vienen de aquellas razones inconscientes en los procesos de toma de decisiones. Son más irracionales, no se acogen a la lógica formal. Para saber de ellos y actuar lo aconsejable es buscar asesoría de un profesional que tenga conocimiento sobre la materia.
  5. Saber que hay posibilidades para una sana y pacífica convivencia entre nuevas generaciones y sus identificaciones. 
  6. Las diversas “personalidades” actuales, lo “tradicional” y los legados que se transmiten de generación en generación pueden coexistir si los procesos son adecuados en procesos (por ejemplo) educativos y de crianza.
  7. Rescatar el hecho de que la tradición, los ritos, rituales y enseñanzas germina y crece lo novedoso, los avances, la sorpresa. Esto nutre y refresca la cultura, aporta esperanza y revitaliza realidades desde sus fundamentos.

 

Para tomar decisiones, escoger en medio de alternativas, sin perder rumbos personales y grupales específicos solicite asesoría ahora.

 

 

Fuentes consultadas:

https://www.dinero.com/columnistas/edicion-impresa/articulo/en-variedad-esta-placer/51783

https://tn.com.ar/salud/nutricion/decime-cual-es-tu-relacion-con-la-comida-y-te-dire-como-cuidarte-mejor_945950

https://elpais.com/elpais/2018/12/20/ciencia/1545316775_985067.html

https://www.lanacion.com.ar/lifestyle/por-que-irrita-tanto-veganismo-nid2274806

Deja un comentario

Solicite ahora mismo su primera sesión gratis

WhatsApp chat